¿Cómo se prepara el endometrio en los ciclos de ovodonación?

ciclos de ovodonación

La transferencia de los embriones es el último paso de la Fecundación In Vitro. Se prepara el endometrio para favorecer su implantación en la cavidad uterina. En los ciclos de Ovodonación, a diferencia de la Fecundación In Vitro con óvulos propios, la paciente no se somete a la estimulación ovárica, puesto que esta fase se le realiza a la donante. La futura mamá prepara su endometrio para que esté receptivo y facilite la implantación del embrión tras la transferencia.

Preparación endometrial ¿en qué consiste?

El endometrio es la capa mucosa que recubre el interior del útero. Antes de realizar la transferencia embrionaria, el endometrio tiene que tener unas condiciones adecuadas. Para la preparación del endometrio, se administra medicación hormonal – progesterona y estrógenos- para favorecer la implantación embrionaria y así conseguir el embarazo. Con el objetivo de garantizar un grosor óptimo, el especialista controla su crecimiento mediante ecografías.

Este paso se realiza en cualquier tratamiento de reproducción asistida. Sin embargo, la medicación se administra en función del tipo de la técnica y de cada paciente. En los ciclos de Ovodonación, la preparación del endometrio es un factor clave para lograr el éxito en el embarazo. En estos casos, se suele recurrir a medicación hormonal a base de estrógenos y progesterona.

El tipo de medicación y el tiempo de tratamiento varían en cada paciente y en cada caso, por lo que es el ginecólogo quien decide qué medicación y qué dosis emplear.

¿Por qué la Fecundación In Vitro con óvulos de donante ofrece altas tasas de éxito?

La tasa de éxito de la Ovodonación suele ser muy alta, concretamente, y como media, la probabilidad de conseguir el embarazo en el primer intento es de un 60%, pudiendo llegar a alcanzar hasta un 90% en los siguientes ciclos. Esto se debe a los principales requisitos que deben cumplir las donantes de óvulos:

  • Edad de las donantes:la edad de las donantes (entre 20 y 30 años) es un factor clave para conseguir el embarazo: a medida que aumenta la edad, la calidad y el número de los óvulos disminuye considerablemente.
  • Estado de salud inmunológica y física:la donante debe ser una mujer sana y estar libre de enfermedades genéticas, congénitas o hereditarias. Para ello se le realizará pruebas médicas que demuestren que goza de una buena salud física y mental.
  • Calidad de los óvulos: los ovocitos donados se estudian previamente para seleccionar los más aptos para la fecundación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *