¿Puedo ser madre si tengo menopausia precoz?

menopausia precoz

La menopausia es una etapa natural del envejecimiento. Sin embargo, para algunas mujeres ésta llega demasiado pronto. La menopausia es el cese permanente de la menstruación, y ocurre cuando una mujer deja de ovular. Generalmente, la edad en que una mujer alcanza la menopausia oscila entre los 45 y 55 años. En aquellos casos en que el cese de la menstruación ocurriera entre los 40 y 45 años, hablaríamos de menopausia temprana, pero si se da antes de los 40, se cataloga como menopausia precoz.

La menopausia supone la pérdida de fertilidad, por lo que para la mayoría de mujeres, la menopausia precoz puede traer consecuencias negativas tanto físicas como psicológicas. Pero hoy en día, gracias a la reproducción asistida, estas pacientes que quieran tener hijos, pueden cumplir su sueño de ser madres gracias a aquellas mujeres que donan sus óvulos de manera anónima y altruista. Pero además de esta opción, aquellas que hayan tenido un diagnóstico de menopausia precoz, pueden intentar conseguir el embarazo a través de una Fecundación In Vitro con óvulos propios. Cuando la mujer es joven, aunque la ecografía refleje una menopausia temprana, tiene una pequeña posibilidad de lograr el embarazo. También es importante tener en cuenta que la menopausia precoz puede ser diagnosticada con tiempo a través de una ecografía, donde se comprueba si la reserva de los folículos es baja. Así, estas mujeres pueden recurrir a la preservación de la fertilidad, vitrificando sus óvulos y así poder recurrir a ellos si se desea posponer la maternidad, sin preocuparse por la llegada del cese de la menstruación permanente.

Causas de la menopausia precoz

Las causas de la menopausia precoz no siempre están definidas. La edad de la menopausia está determinada por la reserva ovárica de la que dispone cada mujer al nacer y por el ritmo en que se gastan durante su ciclo menstrual. Suele ocurrir por factores genéticos: en muchos casos, las mujeres con menopausia a una edad temprana tienen antecedentes familiares con casos similares. Pero también puede deberse a tratamientos oncológicos como la quimioterapia o radioterapia, por un fallo ovárico prematuro, o debido a una histerectomía (ligadura de trompas, extirpación del útero, etc.).

Ser madre por ovodonación

Actualmente, las mujeres con menopausia precoz, si no disponen de sus propios óvulos vitrificados (en casos en los que no haya sido diagnosticada a tiempo, por ejemplo), y si ha fallado la FIV con óvulos propios, pueden recurrir a los óvulos donados por mujeres que han cedido sus gametos de manera altruista y anónima. Estos óvulos se fecundan con el semen de la pareja de la paciente, o de otro donante anónimo, y el embrión resultante se coloca en el útero de la mujer receptora. De esta manera, la mujer con problemas de fertilidad -en este caso por haber sido diagnosticada la menopausia precoz- puede cumplir su sueño de ser madre y de gestar el embrión en su propio útero.

La ovodonación ofrece unas tasas de éxito altas, en parte debido a que la edad de la donante oscila entre los 18 y 30 años, siendo una mujer joven y sana. Los ovocitos son estudiados para seleccionar los de máxima calidad y que aumenten así las  probabilidades de embarazo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *